Inicio | Salud | Tipos de humidificadores y su uso para la salud

Tipos de humidificadores y su uso para la salud

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
humidificadores humidificadores

Los humidificadores en tu día a día, tipos, forma de utilización y beneficios

 

Para los que no están muy familiarizados con estos aparatos, un humidificador es un dispositivo cuya principal función es aumentar la humedad del ambiente de un habitáculo, el humidificador lo que hace es convertir mediante electricidad el agua que hay en un recipiente que forma parte de dicho aparato (más adelante explicaremos las partes) en vapor, el cual se libera al ambiente produciéndose ese aumento de humedad. Muchos de estos humidificadores los podemos encontrar en Eurogrow.

 

TIPOS DE HUMIDIFICADORES

En el mercado encontraremos tres tipos de humidificadores: de vapor caliente, de vapor frío y ultrasónicos.

 

1.- De vapor caliente: la forma de trabajo de este humidificador es la misma que cuando ponemos a hervir agua, al calentarse, se evapora en forma de vapor. Éstos humidificadores realizan este mismo proceso mediante resistencias eléctricas, llevando a ebullición el agua que tendremos en el depósito. Dicho vapor saldrá caliente, por lo que es muy importante tener cuidado ya que podemos tener riesgo de quemaduras si tenemos contacto directo con el vapor.

Sus ventajas frente a los otros tiposson, entre otras, que suelen ser más pequeños, debido a la forma de trabajo que tienen. Podremos utilizar agua del grifo sin riesgo de liberar al ambiente gérmenes u otros patógenos que puede haber en el agua del grifo, ya que como el agua llega a hervir, todos estos patógenos mueren. Por último, podemos decir que suelen ser los más económicos del mercado.

Sus desventajas: la principal y más importante es la del riesgo de quemadura por las altas temperaturas, además puede subir la temperatura de la habitación en la que esté trabajando, aunque no sea lo que deseemos. También tenemos que tener en cuenta que, al trabajar mediante resistencias, el gasto energético es más alto por lo que gastará más electricidad que otros tipos y puede que también llegue a ser más ruidoso.

¿Para qué o para quiénes se recomienda? Siempre teniendo mucho cuidado con el tema de la temperatura, hay muchos pediatras que recomiendan este tipo de humidificadores para los más peques de la casa, porque el vapor que expulsa es más fácil de inhalar para ellos que el de los otros tipos, incluso en épocas en las que empieza a hacer un poco de frio en las casas, vendrá mejor uno de estos que nos aumentará la temperatura sin secar el aire, que enchufar un radiador que desprende calor seco, con lo que podemos tener problemas de irritación de garganta…

 

2.- Humidificadores de vapor frío

La forma de trabajo que tienen es coger el aire de la habitación donde lo tenemos colocado, pasarlo por la zona donde está el agua y volverlo a sacar, así aumenta la humedad del aire. El vapor que fabrica es más fino y por lo tanto más fácil de respirar. Esta vez tendremos que utilizar agua destilada o embotellada, debido a que el humidificador no llevará el agua a ebullición y no matará los posibles patógenos que pueda contener.

Como ventajas tendremos que son mucho más seguros que los calientes, estos no tienen ningún riesgo de quemadura. En cuanto a precio, también son económicos. Por último, encontraremos en estos humidificadores que no nos alterarán la temperatura de la habitación en la que estén trabajando.

Sus desventajas más importantes, como ya hemos explicado, radican en que tendremos que utilizar agua destilada o embotellada por el tema de los gérmenes, además tienen un mayor mantenimiento, tendremos que estar atentos al filtro por el que pasa el agua, ya que de vez en cuando tendremos que limpiarlo o incluso cambiarlo por otro nuevo. También hay que decir que al trabajar con un extractor (que es el que cogerá el aire de la sala) suelen ser los más ruidosos del mercado y los menos efectivos.

¿Para qué o quiénes se recomiendan? Todos los humidificadores de vapor frío se recomiendan para las personas que lo quieren para tratar algún tipo de dolencia, como la faringitis, la infección de garganta, los resfriados y los catarros, debido a que calma los síntomas. También hay que remarcar que, aunque los de vapor caliente son recomendados por algunos pediatras, éstos también lo son debido a la mayor seguridad, aunque tenga una menor efectividad.

 

3.- Humidificadores ultrasónicos

Realmente son humidificadores de vapor frío. Para formar el vapor, trabajan con movimientos ultrasónicos que hacen vibrar el agua hasta romper sus moléculas, por lo que el vapor que generan será muy fino y también más fácil de respirar, como en el caso anterior. Al ser también de vapor frío, tendremos que utilizar agua destilada o embotellada.

Ventajas que encontramos en este humidificador: son los más efectivos de los tres tipos y, además, son los que menos electricidad consumen. Como el vapor que genera es frío no tendremos problemas de seguridad y no varían la temperatura del ambiente. Otro factor importante es que al no disponer de extractores son los más silenciosos del mercado y los más baratos de mantener.

Desventajas de este tipo de humidificadores:  casi todo son ventajas. Como desventaja, podemos mencionar la utilización de agua embotellada y que su precio será más elevado que los otros dos tipos, pero también tendremos que tener en cuenta que rinden más.

 

Los humidificadores tienen muchas ventajas

¿Para qué o quiénes se recomiendan? Como hemos mencionado anteriormente, todos los humidificadores de vapor frío se recomiendan para personas con enfermedades en las vías respiratorias.  Por el tema del ruido, al ser tan silenciosos son recomendables para habitaciones en las que va a dormir un niño.

 

MODO DE USO: los humidificadores son muy sencillos de utilizar. Simplemente tendremos que llenar de agua el recipiente, conectar el humidificador a la luz y regular la intensidad. No es recomendable ni bueno mantener el humidificador encendido todo el día y, dependiendo del uso que le vayamos a dar, necesitaremos un porcentaje de humedad u otro, como por ejemplo:

 

Personas que utilizan el humidificador para calmar los síntomas de problemas respiratorios: 30-50% de humedad

Humedad relativa idónea en salas de estar, habitaciones, etcétera: sobre 50%

Humedad necesaria en casos de utilización de humidificador para cultivo de plantas (invernaderos, cultivos…): 60-70%

 

Contacto para nota de prensa:

Twitter: @eurogrow

Página Web: eurogrow.es

Etiquetado como:

dc
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Califica este artículo

0