Inicio | Salud | Cambios en la pirámide nutricional
Nota de Prensa

Cambios en la pirámide nutricional

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

Son muchas las agencias públicas de la salud las que –cada vez más– se esfuerzan para prevenir las deficiencias nutricionales y mejorar así la salud de la sociedad. El estado nutricional de las personas ha empeorado mucho en las últimas décadas, y eso es motivo de preocupación no sólo por la calidad de vida, sino también por la economía, puesto que el tratamiento de una enfermedad siempre es más costoso que el hecho de prevenirla. 

En los Estados Unidos, el gobierno ha puesto a disposición de los ciudadanos un programa nutritivo especial (WIC), pero no es el único recurso que aperciben. Otras asociaciones de científicos y agencias gubernamentales de la salud se encargan de marcar un estilo de vida saludable, con dietas beneficiosas para prevenir enfermedades y riesgos cardiovasculares.

Una de esas pautas que todos conocemos es la famosa Pirámide Alimentaria, que fue desarrollada por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (USDHHS por sus siglas en inglés) en el año 1977. No obstante, la facultad de salud pública de la Universidad de Harvard propuso un gráfico alternativo –también en forma de pirámide– que muestra una dieta sana derivada de diversos estudios nutricionales a largo plazo.

En esta ocasión, la nueva pirámide se diferencia de la que todos conocemos en algunos ámbitos: una rutina de ejercicio físico coge especial importancia para llevar un estilo de vida saludable, complementándola siempre con un régimen establecido acorde con los nutrientes necesarios. El deporte aparece ahora en la base de la pirámide, para recordarnos su papel significativo.

En una sociedad en la que la obesidad y las enfermedades crónicas siguen creciendo, está claro que hay que reinterpretar las cosas en cuanto a nutrición saludable. En el nuevo esquema propuesto por la facultad de Harvard, también difiere la posición de algunos carbohidratos respecto al anterior manifiesto. En el actual, alimentos como el arroz, el pan blanco y las patatas aparecen en la parte superior junto con los azúcares, y no en la parte inferior de la pirámide que hace referencia a los alimentos básicos de nuestra dieta.

Sin duda, hasta la fecha muchos habían sido los estudios que se enfocaban en esos y otros alimentos para señalarlos como el fundamento de nuestro sustento. Pero en vista de la experiencia y de los datos que recogen las actuales asociaciones, está claro que el modelo marcado no resulta del todo correcto.

 

Información recopilada por Dr. Josep Geli Burgués (Dr. Geli)

Contacto para nota de prensa:

Empresa: Dr. Josep Geli Burgués

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Califica este artículo

0