Inicio | Salud | El silencio y la falta de información, principales obstáculos para acabar con la mutilación genital femenina

El silencio y la falta de información, principales obstáculos para acabar con la mutilación genital femenina

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

El silencio es el principal obstáculo para luchar contra la mutilación genital femenina y contra cualquier tipo de violencia contra la mujer. Esta ha sido una de las principales conclusiones recogidas por la Unión de Asociaciones Familiares (UNAF) tras escuchar las voces de periodistas especializadas y expertas en género de África y Europa en sus V Jornadas Internacionales contra la Mutilación Genital Femenina.

Una práctica que se mantiene en comunidades de 30 países no solo de África sino también de Asia, Oceanía o América Latina, donde el sexo es un tema tabú, dando cabida a todo tipo de prejuicios y mitos que disfrazan de tradición o costumbre lo que no es más que un férreo control social sobre el cuerpo de las mujeres y las niñas, una forma extrema de violencia y una grave violación de los derechos humanos.

"No es fácil presentar esta práctica como algo malo porque está muy arraigada en la cultura y se considera un paso necesario para el matrimonio y el desarrollo de las mujeres dentro de la comunidad", explicaba Emanuela Zuccalà, periodista italiana responsable del proyecto UNCUT, una serie de documentales basados en entrevistas y testimonios de mujeres de Somaliland, Kenia y Etiopía que hablan de su experiencia frente a la mutilación. "Sin embargo, cuando se enfoca como un problema de salud y se explican sus consecuencias, la percepción cambia".

La información se convierte así en la mejor arma para combatir el silencio e impulsar el cambio. Explicar que la mutilación no es un mandato de ninguna religión, que no tiene nada que ver con la pureza ni la fidelidad y que produce un daño irreparable sobre la salud de las niñas para el resto de sus vidas es la única forma de prevenirla.

Además es fundamental el empoderamiento de las mujeres. Eliza Anyangwe, periodista camerunesa que colabora con The Guardian y CNN Africa, subrayaba la importancia de dar la palabra a las mujeres de los países donde se practica para que puedan construir su propia narrativa acerca de la mutilación genital femenina.

Una opinión compartida por Jolly Kamuntu, periodista y activista de la República Democrática del Congo, que contaba su experiencia ante los casos de violencia sexual en su país: "Las mujeres tienen que hablar, contar lo que les ha pasado, porque así se van curando poco a poco. Darles voz ha hecho que muchas vuelvan a sonreír".

En los países occidentales, donde hemos conocido la práctica mucho más recientemente a partir de los flujos migratorios, la información sobre la mutilación genital femenina también es necesaria. “Debemos aprender a escuchar a estas mujeres y a las personas que llevan años trabajando en el abordaje de esta problemática, comprender el contexto en que se produce y evitar estigmatizar a la población procedente de estos países”, asegura Ascensión Iglesias, Presidenta de UNAF.

Contacto para nota de prensa:

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Califica este artículo

0