Inicio | Actualidad | Tendencias de la arquitectura más humana que está llegando

Tendencias de la arquitectura más humana que está llegando

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Tendencias de la arquitectura más humana que está llegando

La arquitectura tiene sus ciclos y el que viene estará dominado por tradiciones y nuevas tendencias. De las tradiciones poco que decir, de las tendencias, que son ecos de las necesidades de nuestro tiempo. Echamos la vista sobre algunos elementos y condiciones que se apuntan como nuevas tendencias arquitectónicas. Lo adelantamos, se trata de construcciones que recuperan el papel de los edificios como espacios humanizados. De esta forma:

 

- Edificios que califican en socialización. Las construcciones nunca dejarán de ser estructuras habitacionales donde protegerse de las inclemencias del tiempo y donde encontrar espacios privados o entornos públicos en los que conectar e interactuar.

 

De todas estas condiciones básicas, la última de la lista es la que será cada vez más una tendencia deseable para las nuevas construcciones, grandes, medianas y pequeñas. Los edificios se proyectarán cada vez mejor con la finalidad de optimizar la interacción social. Éso significa un mayor número de intersecciones al mismo y a otro nivel, pero también estancias habilitadas para públicos y pasillos, accesos y rampas que lo faciliten.

 

Un ejemplo de esta tendencia es el Campus de Tencent, en China, el primer campus vertical del mundo. En su diseño, se estudió con detalle la movilidad futura de los usuarios, de forma que, con ese patrón de interacción, se diseñó la red de escaleras y los accesos del conjunto. Al revés que como sucede en cualquier diseño arquitectónico.

 

- Arquitectura muy colaborativa. Los arquitectos del futuro formarán equipos con especialistas en campos que ahora están muy alejados de ellos porque estarán también en la base del rendimiento de las construcciones. Nos referimos a expertos en inteligencia artificial, en biología, en antropología o en tecnología de las comunicaciones.

 

Efectivamente, los edificios tendrán su inteligencia compartida con humanos y con todos los dispositivos que trabajan juntos en casa, dispondrán de espacios verdes con los que mejorarán sus ambientaciones y hasta ofrecerán comida para autoconsumo, pero también serán centros de comunicaciones que ayudarán a inquilinos y a visitantes a mantener sus comunicaciones.

 

- La separación entre espacio público y privado se cerrará. Los edificios de uso privado no podrán seguir por más tiempo ignorando su vinculación con el entorno social y comunitario en el que están ubicados. Y es así porque las reglamentaciones en materia de viviendas cada vez más se enfocarán a desarrollar procesos de construcción y de uso que beneficien a todos.

 

Ésto es producción de energía en red, sistemas de depuración de aguas, de climatización más eficientes o de riego en los que los particulares no tendrán la última palabra sobre sus diseños. Todo cuenta y la arquitectura trabajará más en el diseño de soluciones privadas bajo unos cánones y unas obligaciones para el cuidado del medio ambiente, la eficiencia energética o la gestión de residuos.

 

Los apartamentos del reciclaje

 

Un estudio danés, el CF Møller, ha ido más lejos cuando ha propuesto colocar un espacio para reciclado público en un edificio de apartamentos privado de varias alturas. La zona de reciclaje curiosamente está en la parte alta de la construcción, con lo que se invita a cualquier ciudadano a entrar en una zona privada para colaborar en una actividad de la comunidad.

 

- La arquitectura china abandonará su escaparate. Hasta ahora los grandes edificios construidos en China buscaban ser lunas bien visibles de su éxito económico. En 2020 la fiesta ya se habrá acabado. Superado el periodo en el que todo valía, la gran arquitectura china empezará a construir con diseños más sofisticados y con criterios que empezarán a parecerse a los de Occidente. El todo vale de la arquitectura espectáculo se ha terminado.

 

- Torres de madera. Los nuevos paneles de madera de laminado transversal no sólo son más resistentes, sino que también lo son frente al fuego. La madera es un material antiguo que vamos a empezar a redescubrir y a ver formando parte de torres en el centro de las ciudades. Algo que resulta, en bastante medida, inédito.

 

Como se puede ver la arquitectura, como todos los ciclos de la cultura humana, tiene sus vueltas atrás, en este caso, en estos tiempos, la novedad es que las construcciones buscan recuperar sus condiciones humanas. Una arquitectura para la gente.

 

Arquitectura y Reforma

Contacto para nota de prensa:

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Califica este artículo

0