Inicio | Estilo de vida | Niños | Cuidadoras, buscando la canguro adecuada.
Nota de Prensa

Cuidadoras, buscando la canguro adecuada.

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font

Cuidadora infantil, canguro, niñera…El papel de las cuidadoras y los cuidadores de niños en nuestros días es vital para las familias trabajadoras. En los tiempos de nuestras abuelas, la mujer podía o quería quedarse en casa ocupándose de las labores del hogar y además, un sueldo bastaba para sustentar a las familias y por aquel entonces no hacían falta tantas niñeras como las que se demandan en nuestros días.

El papel del ama de casa: madre, cocinera, limpiadora, chica de los recados y las compras, ha pasado un poco a la historia. En la actualidad la mayoría de las parejas con suerte, trabajan los dos y reparten entre ambos las tareas del hogar.

Eso conlleva a que la pareja que trabaja, encuentre poco tiempo o casi ninguno, para tener un poco de tranquilidad, intimidad y ocio con la misma fluidez de cuando, aun no habían llegado los niños a sus vidas.

La figura de la cuidadora infantil, abre un gran abanico de posibilidades. Los perfiles que encontramos son muy diversos:

Jóvenes en edad de estudios primarios, que quieren tener su primer empleo ganado un pequeño dinero extra.

Profesionales de diferentes sectores, con estudios técnicos y universitarios que o bien llevan aun sus estudios en curso o bien, los han acabado y aún no han encontrado un empleo y por ello deciden ofrecer sus servicios como niñeros. Este grupo es muy interesante sobre todo si necesitamos clases de apoyo para los niños en diferentes asignaturas o bien si queremos tener al cuidado de nuestros hijos, profesionales de la salud y de la educación.

Y por supuesto, personas con gran vocación por el cuidado de niños, también están disponibles y cada vez son más las que podemos encontrar que, a pesar de no tener titulación reglada, cuentan con gran experiencia en el cuidado de los pequeños.

cuidadora

¿Cómo podremos saber si hemos elegido a la cuidadora o cuidador infantil adecuado para nuestra familia?

Tras una pequeña entrevista, y poner las condiciones por ambas partes. Los mínimos detalles como, marcar los horarios de los niños, para el estudio, la hora de comer, la hora del baño...

Cuidadora, niñera, canguro, puntos a tener en cuenta para elegir bien.

  • Que hable el mismo idioma que nuestros niños. Muchos padres contratan niñeras extranjeras para introducir un idioma en la educación de los pequeños, pero es de vital importancia que estas personas puedan comunicarse bien en el idioma de los pequeños, además de aportarles ese segundo idioma tan deseado por los padres.

 

  • Que su carácter sea firme pero cariñoso. Hay que tener en cuenta que los niños, sobre todo los más mayores, intentaran llevar a su terreno la nueva situación para eludir deberes y obligaciones o para cambiar normas. La cuidadora o cuidador infantil, tiene que estar al mando con firmeza y cariño, para que se cumplan los programas de horarios y demás premisas que los padres pidan.
  • Que promueva hábitos saludables y buena educación. Eso implica que si la perdona es fumadora, se comprometa a no fumar en su horario de trabajo y menos delante de los niños.
  • Que tenga buena sintonía con nuestros hijos. Aunque al principio, puede ser difícil de detectar, tendremos que estar alerta, en el periodo de adaptación, en el que preferiblemente, estaremos presentes para observar la interrelación que se va formando entre la cuidadora o cuidador y nuestros niños, si existe un agrado por ambas partes. Deberemos tener en cuenta, que puede haber algunos aspectos que nuestros niños rechacen de la niñera, o que nuestros niños, en ocasiones demasiado activos, sean incompatibles con nuestro futuro canguro.
  • La cercanía geográfica, el contar con trasporte o primeros auxilios, son otro de los aspectos a valorar.
  • Un carácter positivo y dinámico, es sin duda la clave para que una niñera consiga que nuestros hijos estén entretenidos y bien cuidados en nuestra ausencia.

 

Es un punto importante, que los candidatos puedan dar referencias de trabajos anteriores.  Aunque se llegue a un punto de gran confianza, son muchos los padres que deciden poner cámaras de vigilancia en la casa, que no debe por qué ser un gesto intimidatorio para la cuidadora o el cuidador. Hay que tener en cuenta que la tecnología en nuestros días, nos brinda la posibilidad de poder estar cerca de nuestros seres queridos, cuando estamos de viaje o trabajando.

La tranquilidad que pueden sentir los padres al ver la imagen de sus niños jugando tranquilos, no tiene por qué estar reñida, con la profesionalidad de la cuidadora o cuidador infantil.

Vía Kuidadores.es

 

Contacto para nota de prensa:

Empresa: http://kuidadores.es/

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Califica este artículo

0