Inicio | Economía y negocios | Derecho | Derecho al olvido: gestiona tu reputación y privacidad en Internet

Derecho al olvido: gestiona tu reputación y privacidad en Internet

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Derecho al olvido en Google Derecho al olvido en Google

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó el pasado 13 de Mayo de 2014 una sentencia que supuso el reconocimiento del derecho al olvido en Internet. Una sentencia que supone una importante baza para que los ciudadanos europeos puedan mantener una buena reputación y privacidad en Internet.

El TJUE reconoce el derecho de los ciudadanos a pedir a los motores de búsqueda como Google, Bing, Yahoo, etc., la eliminación o supresión en sus páginas de resultados de determinados vínculos a informaciones que atentan contra el afectado. Así, el Tribunal de Luxemburgo considera que los administradores de los buscadores son los responsables del tratamiento de los datos personales que recopilan de diferentes sitios web y publicados por terceros.

El derecho al olvido queda definido como el derecho de un ciudadano a solicitar a los buscadores la eliminación, supresión o bloqueo de enlaces a informaciones personales consideradas obsoletas o que atenten contra el libre ejercicio de sus derechos fundamentales en cualquier modo. De esta manera, nos encontramos ante una normativa que mal usada puede suponer una coacción a la libertad de expresión.

Son, precisamente, los administradores de los motores de búsqueda los responsables de decidir las solicitudes que se admiten y las que son rechazadas por cualquier motivo. Entre estas motivaciones para no atender una petición se encuentra el hecho de que la URL que se desea suprimir apunte a información aún vigente o de utilidad, que esté relacionada con un personaje público o con un caso de corrupción política y/o financiera.

Cuando un buscador acepta una solicitud, el enlace deja de aparecer en la página de resultados de este motor de búsqueda cuando los usuarios realizan determinada búsqueda pero la información sigue siendo accesible a través de otros medios ya que la fuente o publicación original no se elimina. El derecho al olvido consigue dificultar el acceso a determinada información asociada a una búsqueda concreta. De ahí, su gran utilidad como arma para manejar la reputación online y la privacidad de las personas en la Red.

Son muchos y muy variados los casos en los que se puede recurrir al derecho al olvido. Según los datos publicados por Google, el motor de búsqueda más utilizado en Europa, desde el 29 de Mayo de 2014 han recibido cerca de 195.000 solicitudes referentes a más de 705.000 URLs. Unas estadísticas que dejan claro el interés despertado por esta normativa.

Un amplio porcentaje de las solicitudes responden a casos de invasión de la privacidad, siendo ésta la razón principal de las peticiones de los ciudadanos. Dominios como facebook.com, profileengine.com o groups.google.com son los más recurrentes en las peticiones enviadas a los buscadores, todos ellos muy sensibles a problemas de privacidad.

Las informaciones perjudiciales para la imagen y reputación son los siguientes motivos en la lista. Un ejemplo de esto se conoció hace escasas semanas. Un ex-trabajador del banco británico Morgan Stanley se amparó en el derecho al olvido para combatir una campaña de desprestigio contra su imagen pública. Un caso donde se demostró lo útil que puede ser el uso de esta normativa en ataques "troll" por Internet.

Las informaciones derivadas de procesos judiciales, casos de presunción de inocencia, robos de identidad o noticias sobre personas fallecidas son otras motivaciones habituales en las solicitudes que llegan a los buscadores.

Contacto para nota de prensa:

Twitter: @Infoderolvido

Página Web: www.derechoolvido.es

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato