Inicio | Cultura | Arte | Comunidad de Madrid dedica la primera retrospectiva en la capital al pintor Carlos León
Nota de Prensa

Comunidad de Madrid dedica la primera retrospectiva en la capital al pintor Carlos León

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Pink Requiem: Carlos León Pink Requiem: Carlos León

Comisariada por María de Corral, consta de un conjunto de más de cincuenta obras relevantes, producidas a lo largo de las últimas cuatro décadas que dan una amplia visión de las diferentes técnicas y soportes que el artista ha utilizado en su trabajo. Distribuidas en las dos plantas de la sala, se podrán apreciar, por un lado, treinta y cinco pinturas de gran formato, agrupadas, en ocasiones, en composiciones formando dípticos o trípticos, y por otro, una serie de trabajos de nueva creación producidos específicamente para esta exposición, ofreciendo al espectador una visión completa y diversa de la trayectoria del artista hasta nuestros días. Podrá visitarse desde el 17 de septiembre al 22 de noviembre de 2015, y esta organizada por Oficina de Cultura y Turismo, Dirección General de Promoción Cultural y Subdirección General de Bellas Artes.

Desde sus primeras apariciones públicas, en torno a 1968,  el recorrido expositivo de Carlos León ha sido constante. Su primera muestra individual en Madrid tuvo lugar en mayo de 1976 en la galería Juan Mas y supuso la introducción en nuestra escena artística de una nueva forma de abordar la práctica pictórica y la reflexión teórica, vinculando el hecho artístico a la realidad social en la que éste se producía. Contribuyó así a dinamizar un ambiente de renovación  que, visto desde la perspectiva actual, anticipaba el esfuerzo creativo que tuvo lugar a lo largo de la década de los ochenta. Aquella exposición, que ofrecía obras de formatos entonces inusuales  y telas trabajadas por ambas caras, adheridas a la pared sin bastidor; era el resultado de sus primeros años de trabajo en el París de aquella década, en la que se relacionó con artistas  pertenecientes al grupo “Supports – Surfaces”  o vinculados al mismo, con quienes compartía afinidades culturales y posiciones políticas.

La elección de Pink Requiem como título identificativo de esta muestra constituye, en palabras del propio autor, “una cierta declaración de intenciones, una confesión,  una metáfora de esa voluntad patente en mi trabajo, de articular en él un deliberado clasicismo con una actitud de permanente apertura a cuantas ideas transformadoras se producen a mi alcance. La combinación de una palabra de connotaciones tan frívolas, escrita en el inglés de la modernidad, con otra un tanto solemne, extraída del latín fundador de nuestra cultura, intenta abundar en esa revelación de lo que de paradójico, de contradictorio, de sublime y de irrisorio es capaz de contener el arte de nuestro tiempo”.

Pink Requiem, que es, por otra parte, el título de un ciclo de obras iniciado hace años y que el artista mantiene aún abierto a nuevas producciones, intenta acercarnos al quehacer de Carlos León mediante un recorrido construido alrededor de las obras más representativas producidas dentro de las diversas líneas de trabajo emprendidas por él desde los años ochenta. Esta exposición no pretende ningún tipo de balance retrospectivo, ni contiene intención antológica. Desea limitarse a atraer la atención del público hacia un pintor que, si bien ha concitado un gran reconocimiento por parte de la crítica y del coleccionismo más exigente, no ha disfrutado, sin embargo, de la adecuada difusión de su obra mediante la atención institucional que sin duda habría merecido hace tiempo. En este sentido, la muestra incidirá en algunos aspectos claves de su evolución artística marcada por el nomadismo de su trayectoria personal, la complejidad de su formación, entre lo americano y lo europeo, así como su peculiar temperamento, siempre dispuesto  a emprender nuevas mudanzas y a afrontar nuevos retos, que han ido modelando en Carlos León una personalidad artística de profundo calado.  Además, el virtuosismo de su técnica, el rigor en su evolución, la intensidad de su arquitectura cromática, su sabio acercamiento a lo sensual y lo desgarrado, a lo salvaje y a lo más refinado, así como su interés por la literatura, la filosofía y el psicoanálisis,  le han llevado sin duda alguna a ocupar un lugar prominente y singular entre los artistas españoles de nuestro tiempo.

 

Artista y obra:

Nacido en Ceuta en 1948, Carlos León se trasladó con su familia a Segovia cuando tenía tres años. Pasó en esta ciudad su infancia y adolescencia, hasta marchar a Valladolid para estudiar Medicina en su universidad. Abandonó pronto estos estudios pues su creciente vocación artística le llevó a tomar la decisión de emigrar e instalarse en Paris en el año 1972. El mismo día de su llegada a esa ciudad visitó la magna exposición dedicada a Barnett Newman en el Grand Palais, y aquello resultó determinante en la orientación posterior de su trabajo, que halló en el expresionismo abstracto americano y en su proyección sobre buena parte del arte europeo de aquellos días, el sustento sobre el que comenzar a cimentar sus propias búsquedas. Instalado en Madrid tras su regreso a España en 1980, vivió en él los avatares de aquella estimulante Movida, con el paréntesis de una estancia en Nueva York tras ser seleccionado para participar en el Triangle Artists’ Workshop dirigido por Anthony Caro y de un año más en dicha ciudad,  becado por el Comité Conjunto Hispano Norteamericano. A finales de los ochenta entró a formar parte de la junta directiva del Círculo de Bellas Artes de Madrid y fue contratado como profesor asociado por la Facultad de Bellas Artes de Cuenca, en la que  ejerció funciones de decano durante dos años. En 1991 montó su estudio en la provincia de Segovia y en 1995 regresó a Nueva York permaneciendo allí otros siete años. Desde esta última estancia americana vive y trabaja de nuevo en tierras segovianas.

Museos relevantes como el Centro Galego de Arte Contemporánea y el Museo de Arte Contemporáneo Español Patio Herreriano, han acogido recientemente exposiciones suyas. Sus obras forman parte de museos y colecciones de prestigio como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, la Colección Banco de España, el Museum of Contemporary Art Cleveland, el MUSAC Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, la Colección de la Fundación Obra Social y Monte de Piedad de Madrid, entre otros.

 

Catálogo:

Se editará un catálogo, con un texto de la comisaria María de Corral, un ensayo de José Jiménez, Catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Universidad Autónoma de Madrid, comisario y crítico de arte; así como una entrevista al artista realizada por Tania Pardo, Responsable del Departamento de Exposiciones de La Casa Encendida y comisaria independiente.

 

Contacto para nota de prensa:

Empresa: Toniflix Comunicación Diversa

Twitter: @toniflix

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Califica este artículo

0